Emigrar a Panamá con mascotas

La información contenida en este artículo explica el trámite necesario para enviar a Panamá “animales menores” y dentro de esta clasificación se encuentran los perros y los gatos, que son las mascotas más comunes.  Vale la pena realizar esta aclaración, ya que si usted desea traer un oso polar o una jirafa a Panamá, por ejemplo, el trámite es completamente distinto.

De vuelta  a nuestras mascotas, los perros y los gatos, las normas panameñas permiten la entrada a Panamá de estas especies a través del aeropuerto internacional de Tocumen y a través del puesto migratorio de Paso Canoas.  Usted no debe intentar introducir su mascota al país por ningún otro puerto o sitio de desembarque que no sea alguno de esos dos, ya que eso constituiría contrabando de animales menores, y esos animales pueden ser sacrificados por las autoridades de salud panameñas.  

El Ministerio de Salud de Panamá (MINSA) detalla el procedimiento y sus requisitos en este documento llamado "Información para Introducir Animales Menores al País".  Podemos dividir el trámite en dos fases para entenderlo claramente: la fase preparatoria y la fase de embarque.

I. FASE PREPARATORIA

Lo primero que debe hacer quien desee enviar a su mascota a Panamá es hablar con la aerolínea y pedir los requisitos necesarios para embarcar animales.   La aerolínea debe darle a usted información actualizada sobre el tipo de jaula que debe utilizarse entre otros requisitos de seguridad aérea que deben cumplirse.  Habiendo considerado esa información, debemos entonces pasar a cumplir con el requisito necesario para introducir animales menores a Panamá: el Certificado de Sanidad Animal de Exportación de Pequeñas Especies expedido por la Autoridad Sanitaria del país de procedencia, donde conste que el animal goza de buena salud y que la vacuna contra la rabia esté vigente en perros y gatos mayores de cuatro (4) meses.

Al tratarse este de un documento expedido en el extranjero, debe estar legalizado o apostillado y dicha apostilla debe encontrarse dentro del período de vigencia.  La legalización del documento implica la autenticación provista por el Cónsul de Panamá del lugar de origen de la mascota y además de  la legalización en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá;  mientras que el apostillamiento es mucho más sencillo, ya que simplemente lo otorga la autoridad competente para ello en el país de origen de la mascota y no requiere de trámites en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá para que el documento posea validez legal en Panamá.  El Ministerio de Salud ha establecido recientemente solamente el apostillamiento como medio de autenticación de documentos para este trámite en la información que publica al respecto. Se recomienda, por lo tanto, el apostillamiento por la sencillez del trámite y para evitar contratiempos como que su mascota sea enviada de vuelta a su país de origen una vez que haya llegado a Panamá por "no cumplir con los requisitos establecidos".

El siguiente paso a seguir, luego de haber obtenido los requisitos en la aerolínea (si la mascota entrará por el aeropuerto internacional de Tocumen claro está), es llevar la mascota al veterinario.  El veterinario debe actualizar las vacunas y ayudarlo a conseguir el Certificado de Sanidad Animal de Exportación de Pequeñas Especies que mencionamos más arriba.  El veterinario seguramente estará familiarizado con estos trámites y, si no es así, le recomiendo que vaya donde uno que sí esté familiarizado con este trámite.  Recuerde que debe apostillar el certificado, para lo cual puede consultar a un notario o a un abogado de su localidad  y, tres (3) días antes de  la llegada de la mascota a Panamá, deberá enviar al correo cam@minsa.gob.pa la solicitud de cuarentena domiciliaria llena.  Dicha solicitud tiene tres finalidades:

  1. Notifica con antelación a las autoridades panameñas de la llegada de su mascota.
  2. Notifica a las autoridades panameñas sobre quién es la persona responsable de la mascota.  Ellos entregarán la mascota solamente a la persona responsable, que puede ser usted mismo, un amigo en Panamá o un abogado.
  3. Solicita que la cuarentena sea domiciliaria, de modo que el animal no tenga que permanecer en el puesto migratorio durante todo el periodo de cuarentena.  La cuarentena domiciliaria conlleva un compromiso de cuarentena domiciliaria que debe usted cumplir para poder llevarse a casa su mascota inmediatamente luego de su llegada a Panamá y también hay que pagar un importe de cuarentena domiciliaria de $130 por cada mascota.

II.  FASE DE EMBARQUE

Con el Certificado de Sanidad Animal de Exportación de Pequeñas Especies expedido por la autoridad sanitaria competente del país de procedencia apostillado, habiendo cumplido con todos los requisitos de embarque que pide la aerolínea y habiendo enviado por correo electrónico en tiempo oportuno la solicitud de cuarentena domiciliaria a las autoridades panameñas de salud, es hora de de que su mascota tome un vuelo a Panamá. 

Horas más tarde su mascota llegará a suelo panameño.  Los documentos de la mascota son entregados al médico veterinario del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y al médico veterinario del Departamento de Zoonosis del Ministerio de Salud (MINSA).  En este punto los médicos veterinarios pueden determinar dos cosas:

  1. Que no cumple con los requisitos: En este caso la mascota es enviada de vuelta a su país de origen, sin embargo eso no es lo que queremos.
  2. Que sí cumple con los requisitos: La mascota es entregada a la persona responsable en Panamá.

Volver al artículo principal.

Volver al homepage.

Comentarios

Deje su comentario en el recuadro abajo.