Emigrar a Panamá

Última actualización: 13/Enero/2018

Entender cómo emigrar a Panamá no debe ser complicado si usted comienza por leer cuidadosamente la información básica contenida en este artículo explicativo. Además, si tiene alguna pregunta luego de haberlo leído, con gusto puede contactarme

Es el Órgano Ejecutivo panameño el que establece la política migratoria a través del Servicio Nacional de Migración (SNM), creado por ley desde el año 2008.  El Servicio Nacional de Migración se encuentra adscrito al Ministerio de Seguridad Pública y es fiscalizado por la Contraloría General de la República, cumple en la actualidad funciones de seguridad pública y ejerce el control y aplicación de la política migratoria.


Enlaces Importantes

*Cuatro pasos fundamentales en el proceso. Contáctenos para estudiar la posibilidad de saltarse los dos primeros.

Quiero ir directamente a...

Hacer una pregunta técnica, contar mi experiencia personal, compartir mi conocimiento para ayudar a otros o leer lo que otros han escrito sobre este tema 


La llegada de inmigrantes ilegales (migración irregular) es un fenómeno natural que se ha observado en la República de Panamá especialmente durante la última década. Desde el año 1989, cuando Estados Unidos invadiera la República de Panamá, se inicia un nuevo capítulo democrático en la historia del país que ha venido acompañado de un crecimiento económico sostenido a largo plazo, el cual se ve a su vez reflejado en altos niveles de inversión y de exportación que generan sus sectores agrícola y terciario. 

FERIAS CRISOL DE RAZAS

Funcionarios del SNM en procesos extraordinarios de regulación migratoria

Es debido a estas condiciones económicas generales que durante la administración Martinelli (2009-2014) se abre las puertas a los migrantes irregulares, estableciéndose ferias llamadas “Crisol de Razas” que comienzan a operar en el año 2010.  Estas ferias —que no eran más que ferias de captación de migrantes irregulares— iniciaban verdaderos procesos extraordinarios de regularización migratoria, que otorgaban a inmigrantes que contaran con un año o más de estadía ilegal en el país, sin necesidad de apoderado judicial, la residencia temporal durante un período de dos años y la renovación por diez años.  Se realizaron quince ferias hasta el año 2015 en las que los precios por los servicios migratorios oscilaban entre $767 y $2,602, dependiendo de los requisitos de Visa aplicables a cada nacionalidad.

Por presiones políticas y bajo la mirada de desaprobación de la población que ahora se enfrenta a una desaceleración económica, las ferias Crisol de Razas vieron su fin en el año 2015 bajo la administración del Presidente Varela. 

Recientemente, sin embargo, el Presidente Varela emite los Decretos Ejecutivos 167 y 168 de 2016, los cuales reactivan los procesos de regularización migratoria extraordinarios a favor de cualquier inmigrante indocumentado que haya entrado al país hace más de un año, o bien antes del 1ro de enero de 2016 en el caso de los que provienen de la República China.

PANAMÁ FACILITA STATUS DE RESIDENTE PERMANENTE A LOS NACIONALES DE 50 PAÍSES ESPECÍFICOS, A LOS PROFESIONALES Y A LOS ITALIANOS

Firma de Decretos y Resoluciones

Luego de haberse celebrado las primeras ferias Crisol de Razas durante algún tiempo, el día 30 de Marzo del año 2012 el Director del Servicio Nacional de Migración de ese entonces, Javier Carrillo Silvestri, emite una resolución que concede el permiso de residente permanente a extranjeros de nacionalidad italiana con opción a ejercer actividades económicas y profesionales de cualquier género. Para que se entienda mejor, sin este beneficio el extranjero tendría que primero solicitar un permiso de residente temporal antes de poder optar por el de residente permanente.

Meses después ese mismo año en mayo, junio y octubre el Órgano Ejecutivo emite cuatro Decretos Ejecutivos (en cadenilla uno detrás del otro y corrigiendo uno al anterior) con la finalidad de captar profesionales extranjeros con títulos universitarios, ya que esta clase de profesionales no entran generalmente al país como inmigrantes ilegales y por ende no eran captados en las ferias.  Esta cadenilla de Decretos Ejecutivos, en conjunto con otros decretados en los años 2013 y 2014, establecen finalmente cuáles serían “países específicos” (llamados también "países amigos") y también se establecen dos nuevas subcategorías migratorias:   

a.  Residente permanente en calidad de extranjero profesional (llamado "Visa profesional"):   Puede aplicar a este permiso el extranjero profesional  de cualquier nacionalidad siempre y cuando dicha profesión no se encuentre limitada por las leyes panameñas a nacionales panameños.  Para ver un listado de las profesiones limitadas por las leyes panameñas a nacionales panameños haga clic aquí.   El nombre que se le da coloquialmente a esta subcategoría migratoria es "Visa profesional", pero hay que entender que este no es un permiso de entrada al país.  Las personas que deseen la residencia permanente en calidad de extranjero profesional podrán hacerlo luego de transcurridos dos (2) años del permiso provisional temporal. 

Lo interesante de esta subcategoría migratoria es que le permite al extranjero profesional de cualquier nacionalidad iniciar un proceso migratorio para eventualmente adquirir el status de residente permanente sin la necesidad de haber firmado un contrato de trabajo al momento de entrar al país y sin la necesidad de cumplir con otros requisitos difíciles, como puede ser el estar casado con panameño.  En la actualidad el Ministerio de Trabajo de Desarrollo Laboral ha indicado que no otorgará permisos de trabajo a personas que ingresen solicitudes nuevas para este permiso de residencia, aunque sí seguirá otorgándolos en caso de renovación.

Este permiso requiere, sin embargo, de trámites de revalidación y homologación en la Universidad de Panamá, que deben realizarse antes de someter la solicitud ante el SNM.  Pueden darse dos casos:

  • El extranjero aplica con un título de posgrado obtenido en el extranjero (maestrías, doctorados, etc.):  En este caso el extranjero deberá realizar un trámite de "reválida o exoneración de reválida de títulos para extranjeros" ($500) de la licenciatura obtenida en el extranjero y también un trámite de "homologación de títulos para extranjeros" (otros $500) para el posgrado obtenido en el extranjero.  Esta opción es utilizada por aquellos extranjeros que poseen una licenciatura que se encuentra dentro del listado de profesiones limitiadas por las leyes panameñas a nacionales panameños, pero que a su vez poseen un título de posgrado, maestría o doctorado que no se encuentra en dicho listado (Ejemplo: un ingeniero que a su vez posea una maestría en administración de empresas).
El boletín donde constan el plan de estudios y los programas de asignaturas es uno de los requisitos para la homologación y la reválida (o su exoneración) y suele constar de unas 50 páginas o más.

Por los pasillos del SNM y en las firmas de abogados se habla solamente de homologación de títulos para referirse a todos los trámites necesarios para este permiso, pero vale la pena hacer la diferenciación entre revalidación y homologación, ya que existe una diferencia en el costo de los derechos cuando se trata de un posgrado, maestría o doctorado.  

Por otra parte, estos trámites de reválida, exoneración de reválida y homologación de títulos para extranjeros pueden adelantarse sin que el extranjero se encuentre físicamente en Panamá antes de iniciar un proceso de inmigración en el SNM, lo cual resulta conveniente para el ahorro en pasajes y estadía mientras finalizan dichos trámites, ya que pueden demorar hasta cinco meses.  Si usted está interesado en iniciar este trámite a distancia desde su país no dude en contactarnos.  Cuando el trámite haya finalizado, podemos notificárselo para que entonces viaje a Panamá habiéndose ahorrado algún dinero que era innecesario gastar.

b. Residente permanente en calidad de extranjeros nacionales de países específicos que mantienen relaciones amistosas, profesionales, económicas y de inversión con la República de Panamá:  A partir de ese momento los ciudadanos de los llamados países amigos han podido optar directamente por la residencia permanente gracias a esta subcategoría migratoria.

Panamá se mantiene como uno de los países de mayor crecimiento de la región Latinoamericana y del Caribe, con un promedio de crecimiento anual de 8.2% en los últimos 15 años y se consolida como líder de una economía basada en los servicios especialmente en seis indicadores de acuerdo al Foro Económico Mundial, con una infraestructura de puertos --la más sofisticada de América Latina--, manejando 6.7 millones de contenedores, cifra que se duplicará con la ampliación del Canal, disponibilidad de servicios financieros, fortaleza bancaria, inversión extranjera directa, transferencia de tecnología y calidad en el clima de inversión.  Panamá ha ostentado una situación de pleno empleo durante los últimos 6 años, aunque la tasa de desempleo ha subido a 5.4% en el 2015 y en la actualidad se encuentra en 5.1%.

¿QUIÉNES PUEDEN EMIGRAR Y OPTAR DIRECTAMENTE POR LA RESIDENCIA PERMANENTE EN PANAMÁ?

En conclusión, los ciudadanos a los que recientemente les han facilitado optar directamente por la residencia permanente sin haber tramitado una residencia temporal son:  los profesionales de cualquier nacionalidad, los italianos (en virtud del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre el Gobierno de la República de Panamá y el Gobierno de la República Italiana) y los ciudadanos de los denominados “países específicos”, los cuales listo a continuación:

  1. Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte
  2. República Federal de Alemania
  3. República de Argentina
  4. Confederación de Australia
  5. Corea del Sur
  6. República de Austria
  7. República Federativa de Brasil
  8. Reino de Bélgica
  9. Canadá
  10. Reino de España
  11. Estados Unidos de América
  12. República Eslovaca
  13. República Francesa
  14. República de Finlandia
  15. Reino de los Países Bajos
  16. República de Irlanda
  17. Estado de Japón
  18. Reino de Noruega
  19. República Checa
  20. Confederación Suiza
  21. República de Singapur
  22. República Oriental del Uruguay
  23. República de Chile
  24. Reino de Suecia
  25. República de Polonia
  26. Hungría
  27. República Helénica (Grecia)
  28. República Portuguesa
  29. República de Croacia
  30. República de Estonia
  31. República de Lituania
  32. Latvia
  33. República de Chipre
  34. República de Malta
  35. República de Servia
  36. República de Montenegro
  37. Estado de Israel
  38. Reino de Dinamarca
  39. República de Sudáfrica
  40. Nueva Zelanda
  41. Región Administrativa Especial de Hong Kong
  42. Gran Ducado de Luxemburgo
  43. Principado de Liechtenstein
  44. Principado de Mónaco
  45. Principado de Andorra
  46. Serenísima República de Marino
  47. República de Taiwán
  48. República de Costa Rica
  49. República de Paraguay
  50. Estados Unidos Mexicanos

¿Cree usted pertenecer a alguna de estas categorías o a varias? ¿Es usted ciudadano de un "país amigo" y a la vez es usted un profesional, o tal vez un rentista o jubilado? ¿Italiano? ¿Hijos panameños? Los últimos decretos han generado un problema técnico-legal de superposición entre subcategorías migratorias. El proceso de inmigración en Panamá ha adquirido características contenciosas y es de seguridad por lo que su abogado de confianza no solo debe facilitar la tramitación en un ambiente desconocido y rebatir decisiones ilegales por parte de la administración;  con más importancia debe realizar un análisis concienzudo de su situación para someter con precisión las peticiones apropiadas en base a parámetros lógicos y tomar las medidas para evitarle retrasos, requisitos innecesarios y sanciones administrativas que pueden sorprenderlo incluso años después, y que van desde la suspensión de permisos, pasando por multas y hasta la deportación.  ¡Contáctenos!

También se les ha facilitado recientemente este trámite a los algunos religiosos y a los trabajadores extranjeros sin títulos universitarios, aunque estos últimos sí necesitan de un contrato de trabajo o promesa de contrato laboral para legalizar su satus en el país.   Puede echarle un vistazo al listado de visas y subcategorías migratorias actualizado haciendo clic sobre el enlace.  Cuando leamos este listado es importante no verlo como un menú de un restaurante del cual escogemos la opción que más nos gusta, aunque sirve para fines informativos.

Para efectos de este artículo vale la pena recordar que el Gobierno panameño no tiene planeado acoger a refugiados sirios, quienes por cierto tendrían derecho a trabajar por su condición jurídica.  Por otra parte, los empleadores panameños son mucho más propensos a contratar personal extranjero con "permiso de trabajo en mano", el cual se adquiere luego de haber tramitado la residencia. 

"EN ESTE MUNDO SOLO HAY DOS COSAS SEGURAS: LA MUERTE Y PAGAR IMPUESTOS". - Benjamin Franklin

Cuando pensamos en emigrar hacia Panamá la meta es adquirir la nacionalidad panameña, ya que solamente siendo ciudadano panameño se puede garantizar el Derecho al Trabajo.  El artículo 73 de la Constitución Política de Panamá establece que “se prohíbe la contratación de trabajadores extranjeros que puedan rebajar las condiciones de trabajo o las normas de vida del trabajador nacional.  La Ley regulará la contratación de Gerentes, Directores Administrativos y Ejecutivos, técnicos y profesionales extranjeros para servicios públicos y privados, asegurando siempre los derechos de los panameños y de acuerdo con el interés nacional”.  

Algunos inmigrantes en Panamá se sienten algo reacios a naturalizarse panameños por no abandonar los derechos inherentes a ser un nacional de su país de origen o bien porque hasta ahora no han tenido que pagar el impuesto sobre la renta en dos jurisdicciones a la vez; sin embargo un permiso de trabajo, aunque se otorgue de manera “permanente” luego de varias renovaciones, sigue siendo un acto administrativo que, aunque se encuentre ejecutoriado, es susceptible de ser revocado en virtud de la política migratoria del momento al no encontrarse revestido del efecto jurídico de cosa juzgada. Técnicamente hablando,  el legislador panameño correctamente utilizó el término "permiso" en vez de "licencia" y mucho menos "concesión"— para los permisos de residente y de trabajo, ya que el permiso es una autorización de la autoridad competente para hacer o decir algo que no crea un nuevo derecho. La nacionalidad, sin embargo, es un Derecho Humano inalienable garantizado por la Constitución, por lo que desde el punto de vista de un banco, la hipoteca celebrada con un trabajador extranjero residente representa un mayor riesgo que la celebrada con un trabajador nacional.  Por otra parte, el ejercicio de algunas profesiones es limitado por las leyes panameñas a nacionales panameños al igual que el ejercicio del comercio al por menor. Los extranjeros no se encuentran autorizados para ejercer el comercio al por menor como personas naturales ni pueden tener participación en compañías que vendan al consumidor final productos, ya sea que sean manufacturados por ellas mismas o por otras personas, salvo algunas excepciones (agricultores y artesanos que venden su propia producción). La Constitución panameña permite a los extranjeros el ejercicio del comercio al por mayor, sin embargo no se los garantiza. Finalmente, escapar del impuesto sobre la renta (the taxman) en el caso de los estadounidenses es hoy por hoy técnicamente imposible en vista de la implementación de la ley FATCA (Foreign Account Tax Compliant Act) que entró en vigor en Panamá el 1ro de julio de 2014, obligando a las instituciones financieras panameñas a reportar información sobre la propiedad de activos depositados por los denominados “US  Person”. La revista Forbes reporta un incremento sin precedentes de americanos que han renunciado a su nacionalidad durante el primer cuarto del 2015 y ha atribuido esto, al menos en parte, a FATCA.

El enfoque de los acuerdos de implementación del FATCA estadounidense ha sido más o menos copiado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), la cual ha desarrollado los mecanismos de recaudación fiscal internacional, incluyendo mecanismos estandarizados de reportes para todos los países que cada día desean sumarse a este club como Colombia y Costa Rica, entre otros.  Panamá no forma parte de este movimiento todavía, sin embargo es objeto de sistemáticas presiones internacionales (sustentadas en una doble moral según algunos expertos panameños) cuya meta real es que Panamá modifique su régimen fiscal y que suprima de su régimen bancario el principio de confidencialidad, independientemente de las mejoras y ajustes que Panamá pueda realizar en su legislación en cuanto a prevenir el blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva. Irónicamente esta presión internacional promovida por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) se canaliza a través de países hermanos que envían migrantes a Panamá, como lo son Ecuador, Colombia, Argentina, entre otros, que desean cobrarle impuestos a sus nacionales en territorio panameño.

Déjà vu: ¿un error en la matrix?

Hoy por hoy Panamá es objeto de bullying internacional al ser etiquetada por algunos como “paraíso fiscal” cuando en realidad es un bastión de resistencia económicamente exitoso que sigue negociando un punto medio entre el aislamiento económico y su soberanía jurídica.  

En una economía global cada vez más interconectada y automatizada, si Panamá accediera a proporcionar abierta y de manera automática la información financiera sobre los ciudadanos extranjeros en su territorio, pudiera darse el caso de que el inmigrante que no haya suspendido o perdido su nacionalidad anterior se vea obligado a pagar impuesto sobre la renta en Panamá y también en su país de origen.  El compromiso panameño con la OCDE es iniciar el intercambio automático de información a partir del año 2018.

Sin embargo eso está por verse. Algunos creen que esto es un mito de películas, pero solo basta con realizar una búsqueda en Google del término "doble imposición fiscal" para saber más al respecto. En Panamá la nacionalidad y los requisitos para adquirirla gozan de rango y protección constitucionales.

Guerrilla en la arena internacional por la defensa del Derecho Interno

¿Y qué hay de los tratados para evitar la doble imposición fiscal?  Sí, Panamá ha celebrado más de una docena de ellos bilateralmente con el fin de incrementar la inversión extranjera y cumplir con estándares de transparencia internacional, usualmente a cambio de TPC's.  Esa ha sido la marca que ha distinguido al estilo de negociación de los panameños en la arena internacional en los últimos años. Los tratados para evitar la doble imposición fiscal son el producto de la negociación que realiza Panamá con otro Estado en cuanto a la distribución de potestades tributarias;  en ellos se establece cuál de los dos Estados cobrará el impuesto sobre la renta en base a una serie de reglas. Panamá tiende a incorporar dentro de estos tratados el intercambio de información con fines tributarios como cláusula y usualmente permanecen en vigor mientras no sean denunciados por alguna de las partes.  Si existe un tratado en vigor, hay que revisar lo que aplica en cada caso particular, al estilo panameño; si no hay ninguno en vigor, el inmigrante solo paga el impuesto sobre la renta gravable que se produzca en territorio panameño, siempre que no sea ciudadano estadounidense.  

Expertos en temas tributarios sostienen que la OCDE no tiene un verdadero control tributario del mundo al no ser jurídicamente consistentes, ya que su primer estándar internacional consistía en que se firmaran al menos doce tratados de intercambio de información fiscal, sin embargo ahora consideran nocivo tener una red de tratados bilaterales.  Por su parte, el GAFI pareciera promover el lavado de dinero y el terrorismo, ya que los esfuerzos que realiza Panamá para combatir estos males son desmotivados sin realizar evaluaciones objetivas. Condenan utilizando un sistema de listas multicolor, pero no aplican un principio de estricta legalidad porque simplemente no son autoridades legítimas; sin embargo, los convenios internacionales de intercambio de información fiscal que ha firmado Panamá sí lo son, al igual que todas las normas que rigen el Estado panameño. 

Desde una perspectiva económica más esencial los países desarrollados dicen haberlo logrado gracias al libre comercio, pero sí intervienen el mercado internacional cuando logran, a través de la fuerza y la amenaza, que países emergentes como Panamá decreten normas internas que les otorgan ventajas competitivas.  Si no hacemos lo que ellos quieren (como destruir nuestros servicios financieros), entonces nos llaman "proteccionistas", pero la charada del libre comercio nunca fue cierta desde un principio. Es del interés de ellos que nos permitan competir bajo las mismas reglas, ya que la fuerza bruta no será suficiente para imponer las suyas por mucho tiempo. A fin de cuentas, la historia de la colonización no es más que la historia del impuesto sobre la renta, de la tecnología y los sistemas socioeconómicos que se utilizaron para cobrárselo a otros, con un mercado internacional controlado, en el que se otorgaban patentes de corso a los incautos.

Luego del escándalo mal llamado "Panama Papers", el gobierno panameño ha reiterado recientemente que su posición oficial respecto a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es participar en el acuerdo de intercambio automático de información fiscal bilateral, y no multilateral.  El compromiso panameño con la OCDE es iniciar el intercambio automático a partir del año 2018.


LA PUERTA DE ENTRADA ES LA VISA DE TURISTA

Cuando una persona (inversionista o trabajador profesional de cualquier rango) desea migrar y radicarse en Panamá lo hace con una Visa de turista.  Una vez en el país, debe solicitar un cambio de categoría migratoria, ya sea como residente temporal o permanente y, finalmente, la nacionalidad por naturalización.

 Figura 1

* Los ciudadanos de los “países específicos”, los profesionales y los italianos, entre otros, pueden solicitar la residencia permanente directamente sin haber pasado por la residencia temporal.

Existen dos puntos en el proceso que resultan ser filtros de inmigración, que son la Visa de turista y la residencia temporal. Naturalmente la situación ideal es no necesitar Visa para ingresar y a la vez ser italiano, profesional o ciudadano de un país específico (o alguna otra subcategoría migratoria de la residencia permanente), lo cual puede perfectamente suceder.  La persona que reúna esas condiciones ideales simplemente entraría al país de manera expedita y pasaría a solicitar la residencia permanente inmediatamente.

Podemos decir que existen distintas Visas, sin embargo para efectos del cálculo de costos nos interesa dividirlas simplemente en dos grupos: las Visas autorizadas y el resto.  La diferencia entre ser ciudadano de un país al que se le pide Visa autorizada y ser ciudadano de cualquier otro país radica en los gastos consulares y los honorarios de los abogados por la tramitación de la Visa autorizada.  Esta es en realidad la única diferencia significativa para este análisis, sin embargo es una diferencia importante, ya que dichos costos rondan los $4 mil dólares.

Para saber si usted requiere o no de Visa autorizada para ingresar al territorio panameño puede revisar la clasificación migratoria actualizada que establecen las autoridades panameñas.

PAÍSES QUE REQUIEREN VISA AUTORIZADA 

Visa autorizada en el año 2008

Las Visas autorizadas o consultadas (también llamadas "restringidas") son las que tienen que solicitar aquellos ciudadanos de países que por política migratoria requieren una autorización previa de la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Seguridad Nacional en Panamá para entrar al país. 

Los ciudadanos de estos países deben presentarse en el Consulado panameño acreditado en su país o el más cercano al mismo, pagar por los servicios migratorios a realizar, llenar el formulario de solicitud de Visa y cumplir con los requisitos que exige el Servicio Nacional de Migración (SNM).  Deben también aportar copia del pasaporte completo para ser escaneado (todas las páginas).  El Consulado envía la solicitud al Servicio Nacional de Migración en Panamá que, junto con la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Seguridad, autorizan o no el visado.  El tiempo que tarda este trámite en el Servicio Nacional de Migración y en el Consejo de Seguridad actualmente puede ser de veinte (20) a treinta (30) días hábiles, después de cumplir con todos los requisitos.  

Si es aprobada se notifica al Consulado de Panamá en el país de origen para que sea estampada en el pasaporte, de modo que la persona pueda viajar a Panamá.  El tiempo máximo de estadía en Panamá será de un mes.  Si el extranjero requiere de más tiempo puede someter una solicitud de extensión directamente al Servicio Nacional de Migración una vez que ya se encuentre en Panamá y se otorgará hasta un tiempo máximo de noventa (90) días.  Si luego de esos noventa (90) días se requiere de algún tiempo adicional para recabar todos los requisitos necesarios para solicitar un cambio de categoría migratoria en calidad de residente, un abogado podrá solicitar eso por usted.

La Visa autorizada también puede ser solicitada desde Panamá a través de abogado, sin embargo todos los documentos que deben aportarse con la solicitud deben ser debidamente apostillados para que tengan validez en Panamá, ya que en cualquier caso esos documentos extranjeros siempre son revisados por el Servicio Nacional de Migración y por la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Seguridad en Panamá.  El apostillamiento de documentos puede costar hasta $200 o más por página y los honorarios de abogado para esta Visa rondan entre los $2 mil y $5 mil.

La mayoría de las personas que ingresan con Visas autorizadas solicitan la residencia permanente en calidad de “personal extranjero contratado por empresas privadas dentro del 10% del personal ordinario”, sin embargo pueden darse otros casos, por lo que es recomendable consultar con un especialista.  Tome en consideración que yo debo someter su solicitud ante el SNM al menos con sesenta (60) días de antelación a la fecha de petición de ingreso al país, de lo contrario pudiera ser denegada, lo que implicaría someter un recurso administrativo que puede aletargar su trámite.

Así pues, puede darse el caso que usted sea un extranjero que requiere de Visa autorizada y ha firmado un contrato de trabajo o tiene una promesa de contrato laboral en el Area Económica Especial Panamá-Pacífico, en Sedes de Empresas Multinacionales (SEM) o en las Zonas Francas. Si ese es el caso, usted se encuentra eximido de la recomendación del Consejo de Seguridad y de la certificación de residente temporal emitida por el SNM.  De manera expedita y solo a través de abogado idóneo le corresponderá entrar al país con una Visa de ingreso o residencia temporal y, a partir de ese momento, disponemos de treinta (30) días calendario para que usted se acoja a una de las categorías migratorias establecidas en los regímenes de operación del Area Económica Especial Panamá-Pacífico, Sedes de Empresas Multinacionales (SEM) o Zonas Francas, como corresponda.

 Figura 2

Residencia temporal

Para el trámite de residencia temporal deberá pagar doscientos cincuenta dólares ($250) al Tesoro Nacional, ochocientos dólares ($800) al fondo de repatriación del SNM, ciento cincuenta ($150) para legalización de documentos (récord policivo, pasaporte, etc.), setenta y cinco dólares ($75) en gastos notariales, cincuenta dólares ($50) por el carné migratorio y entre ochocientos ($800) a tres mil dólares ($3000) por honorarios legales dependiendo del grado de especialización del abogado.  La vigencia de los permisos de residente temporal por razones laborales es por períodos anuales hasta un total de seis (6) años.

 Residencia permanente

Transcurrido el término de dos (2) años, el residente temporal podrá optar por la residencia permanente, la cual da a su vez derecho a cédula E-8.  Cuando el extranjero realiza el trámite para la residencia permanente no debe volver a pagar $250 al Tesoro Nacional ni $800 al fondo de repatriación del SNM, pero sí necesitará un abogado ($800 a $1000), ciento cincuenta dólares ($150) para documentos, cincuenta dólares ($50) para un carné de residente permanente en trámite que evita que quede ilegal mientras realiza el trámite, setenta y cinco dólares ($75) para gastos, cien dólares ($100) por el carné de residente permanente y cincuenta dólares ($65) por la cédula.

PAÍSES QUE NO REQUIEREN VISA AUTORIZADA 

Cuba, Venezuela y China pasan recientemente a ser Visa estampada

A los nacionales de estos países puede exigírseles:

  • Visa estampada (también llamada Visa consular), 
  • Tarjeta de turismo o 
  • Simplemente no se les exige Visa por política migratoria o porque existe un acuerdo de supresión de Visas entre ambos países.  

En cualquiera de estos casos la documentación no tiene que ser revisada por las autoridades panameñas en Panamá, por lo que no hay que incurrir en gastos de apostillamiento.

La Visa estampada se solicita igualmente en el Consulado panameño acreditado en su país o el más cercano al mismo.  Debe pagar por los servicios migratorios a realizar, llenar el formulario de solicitud de Visa estampada (o consular), adjuntar todos los requisitos y aportar copia del pasaporte completo.

Después de cumplir con todos los requisitos, la Visa estampada (o consular) debe otorgarse en cinco (5) días hábiles.  El tiempo máximo de estadía en Panamá que otorgará el Consulado será de noventa (90) días, pero puede ser menos y las extensiones pueden tramitarse igualmente en el Servicio Nacional de Migración una vez que el extranjero se encuentre en territorio panameño.  Una vez más, si luego de esos noventa (90) días se requiere de algún tiempo adicional para recabar todos los requisitos necesarios para solicitar un cambio de categoría migratoria en calidad de residente, un abogado podrá realizar eso por usted.

En este punto, los italianos, los profesionales de cualquier nacionalidad y  los nacionales de los países amigos, entre otros, podrán optar directamente por una residencia permanente.  Para ver el listado de visas y subcategorías migratorias actualizado puede hacer clic aquí.  Los costos para la residencia temporal y permanente son los mismos que se detallaron arriba en la sección de países que requieren Visas autorizadas.

 Figura 3

* Vea la clasificación migratoria para revisar si hay un acuerdo de supresión de Visas.

La norma indica que a aquellos nacionales de países a los que se les exime del requisito de Visa "se les expedirá una tarjeta de turismo, la cual será válida para permanecer en el país por un término no mayor de noventa (90) días", sin embargo, excepcionalmente cuando existe un acuerdo de supresión de Visas entre ambos países, se otorga el tiempo que establece dicho acuerdo siguiendo principios de reciprocidad. 

Fuera de la clasificación migratoria que ordenan las autoridades panameñas que establece el tipo de Visa correspondiente a cada país, en la actualidad pueden entrar a Panamá sin Visa de turista todos los extranjeros de cualquier nacionalidad que posean Visa de turista para entrar a Estados Unidos de América, Australia, Canadá, Reino Unido y cualquier Estado miembro de la Unión Europea.  El extranjero que cumpla con este requisito solo deberá presentar la Visa a la empresa transportadora o en la estación del Servicio Nacional de Migración y se le expide una tarjeta de turismo por un valor de treinta ($30) dólares.

NATURALIZACIÓN

Juramentación

Uno de los requisitos para la naturalización es copia autenticada de la cédula de identidad personal, por lo que solo pueden naturalizarse los residentes permanentes. 

El trámite se realiza a través de abogado. En el poder y durante la diligencia de juramentación deberá expresarse la renuncia expresa e irrevocable a la nacionalidad previa por parte del solicitante; debe manifestarse su deseo libre y espontáneo de acogerse a la nacionalidad panameña y que renuncia a todos los derechos y privilegios que pudieren derivarse de tales vínculos de dependencia (lo cual incluye renunciar a la obligación de pagar el impuesto sobre la renta en el país del cual era previamente un nacional).

El país del cual el solicitante era previamente un nacional puede o no suspender (o revocar) la nacionalidad en virtud de dicha renuncia expresa; sin embargo, desde el punto de vista del Estado panameño, sus ciudadanos naturalizados sí son indiscutiblemente libres de ataduras previas, ya que el artículo 13 de la Constitución panameña establece que la nacionalidad panameña adquirida por naturalización sí se pierde cuando se adquiere otra nacionalidad distinta.

La naturalización puede solicitarse luego de tres (3) años de residencia o luego de cinco (5) años:

  • Luego de tres (3) años: Aplica para personas casadas con panameños o que tengan hijos nacidos en Panamá de padre o madre panameños (Art. 10, numeral 2 de la Constitución); también, por razones de reciprocidad entre Estados y convenios bilaterales, se otorga esta opción a los colombianos y españoles.
  • Luego de cinco (5) años: Aplica para residentes con cédula que no estén casados con panameños y que no tengan hijos panameños de padre o madre panameños (Art. 10, numeral 1 de la Constitución).

Una vez revisada la solicitud por el Ejecutivo, se solicitará al Tribunal Electoral que realice los exámenes correspondientes al conocimiento general del idioma español y aquellos referentes a la historia, geografía y organización política y administrativa de la República de Panamá.  Hay que presentarse al examen, de lo contrario se rechazará la petición.  Una vez aprobado dicho examen se debe girar un cheque certificado o de gerencia por seiscientos dólares ($600) a favor del Estado, se celebra un acto de juramentación y se procede a inscribir la carta de naturaleza en la Dirección Nacional del Registro Civil.   El papeleo y legalización de documentos puede ascender a quinientos dólares ($500) y la tarifa mínima de honorarios legales ordena dos mil dólares ($2000) para este trámite.

 Figura 4

La nacionalidad panameña por naturalización otorga el derecho a portar una cédula N y un poderoso pasaporte, el de la República de Panamá, que permite transitar por el territorio de 110 países sin requerir Visa.  También otorga el derecho a ejercer el comercio al por menor inmediatamente cuando el naturalizado sea casado con nacional panameño o tenga hijos con nacional panameño y, si no está casado con panameño ni tiene hijos con panameño, igualmente podrá ejercer el comercio al por menor después de tres años de haber obtenido su carta de naturalización definitiva.

En impuestos y costos legales un extranjero que requiere de Visa autorizada puede invertir unos $16,500 desde el momento en que tramita su Visa hasta su naturalización;  mientras que aquellos extranjeros que no requieren de Visa autorizada pueden gastar unos $7,200.  Este cálculo solo incluye los trámites migratorios y no incluye multas que haya que cubrir por infracciones y sanciones administrativas migratorias.

Rellene cuidadosamente el siguiente formulario de contacto para recibir:

  1. Preparativos y requisitos
  2. Trámite completo de principio a fin
  3. Tiempo estimado para cada paso
  4. Este es solo el comienzo...

Todos los campos con asterisco son obligatorios.

Por favor introduzca la palabra que ve abajo.

  

Haga clic sobre la palabra para oírla si no la puede leer.

Este artículo es revisado periódicamente para mantener su información actualizada.  La información que ofrece es genérica y no pretende ser un consejo legal para cada caso en particular.

El autor es abogado panameño.


¿Conoces la mejor manera de emigrar? ¿Cuándo llegaste a Panamá?

¿Tienes algún tip o consejo? ¿Tienes preguntas? ¿Quieres compartir tu experiencia? ¡Adelante! Seguramente alguien entiende tu situación.
Puedes establecer notificaciones y publicar anónimamente o con un seudónimo.

Lo que han dicho otros visitantes...

Haga clic abajo para ver las contribuciones a este sitio que han dejado otros visitantes...

Pregunta 
Mi esposo tiene un trámite de casado con panameña puede pasar a costa rica.

Estadía en Panamá: Perspectiva social, laboral, económica y legal del extranjero. No ha sido calificado todavía
Por este medio me permito presentarme; mi nombre es Luis Gerardo “Luigi” soy profesionista de nacionalidad mexicana, tengo 28 años y actualmente me encuentro …

Haga clic aquí para escribir el suyo

Comentarios

Deje su comentario en el recuadro abajo.